Todo comenzó con una gran idea sobre un escritorio lleno de reminiscencias del pasado más humanista. Apolo representa el esfuerzo por conservar aquello que a veces parece extinto.

Nuestro afán es configurar nuevos espacios socioculturales destinados a la ciudadanía toledana. Apolo se dedica a la programación, organización y gestión de actividades de arte, cultura, educación, ocio y solidarias. Apuesta por la innovación y la tecnología, y sirve de apoyo a la estrategia de Toledo como ciudad abierta, cultural y del conocimiento. Rediseña un ágora particular, un espacio sano, abierto y de convivencia, donde todos los toledanos podrán participar y esparcirse, sumando y aportando, abriendo su mente inquieta a otras mentes inquietas, para crear un ente pensante y comprometido con las líneas estratégicas de nuestra asociación: La cultura, la educación y la solidaridad.

Aquí verás la inspiración, escucharás la exigencia, sentirás la pasión, saborearás la excelencia, olerás la sensibilidad. El alma de Apolo se alimenta con perseverancia, el conocimiento y el compromiso.

En Apolo no perdemos de vista la función real de una institución cultural ni tampoco su sostenibilidad. El espacio cultural es un valor en alza no solo para apreciar el arte, sino también para crearlo. Debe ser un espacio abierto para creadores y educadores. No solo hay que concebir contenedores para la cultura, sino también hay que apoyar a los creadores para que los llenen de contenidos.

Apolo pertenece a la nueva generación de instituciones abiertas, inclusivas, trabajando con todos los colectivos para legitimar la institución dentro de una comunidad.

El arte no debe ser elitista, sino accesible. Por eso, las nuevas tecnologías son clave para cumplir con la misión de nuestra institución. Debemos facilitar el acercamiento al arte para así generar interés. Para ello hay que reinventar los procesos, y cuidar no solo el qué sino el cómo. Somos propulsores de espacios de encuentro y convivencia, para generar verdadera ciudadanía.