Todo comenzó en 2016 con una gran idea sobre un escritorio lleno de reminiscencias del pasado más humanista. Apolo representa la luz, el hogar de la verdad, el esfuerzo por conservar aquello que a veces parece extinto y situarlo en el contexto actual.

Nuestro afán es rediseñar espacios públicos y privados para crear, aprender, convivir y disfrutar. Nos dedicamos a la gestión de actividades culturales, educativas y de acción social en Toledo y Castilla-La Mancha. Apolo apuesta por la innovación y sirve de apoyo a la estrategia de Toledo como ciudad abierta que mira no solo a su pasado sino también al futuro.

Nos define la transversalidad y la funcionalidad: cooperamos con artistas, colectivos, empresas e instituciones en el desarrollo de la cultura. No trabajamos para, trabajamos con. Modelo participativo, con roles activos de la ciudadanía en la producción. Resignificamos los espacios. Damos valor añadido al patrimonio a través de la adhesión de prácticas artísticas contemporáneas. Conectamos a la gente de formas inesperadas y en lugares inesperados. No solo hay que concebir contenedores para la cultura, también hay que apoyar a los creadores para que los llenen de contenidos. Las nuevas tecnologías y la inclusión de personas en riesgo de exclusión social o con pocos recursos son claves para cumplir con la misión de Apolo. Facilitamos el acercamiento al arte y generamos así mayor interés. Reinventamos los procesos, cuidando el qué y el cómo. Apolo pertenece a la nueva generación de entidades socioculturales que trabajan cumpliendo los objetivos de desarrollo sostenible.

Aquí verás la inspiración, escucharás la exigencia, sentirás la pasión, saborearás la profesionalidad, olerás la sensibilidad. El alma de Apolo se alimenta con perseverancia, conocimiento y compromiso.